Beckham: “Con Barcelona será apasionante”

El británico David Beckham, jugador del París Saint Germain, afirmó que el encuentro de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones contra el Barcelona será “muy duro” pero al mismo tiempo “apasionante”, y dijo estar contento de tener la posibilidad de disputarlo.

“Va a ser muy duro. Después de su derrota (2-0) contra el Milan en la ida de octavos de Liga de Campeones la gente decía que el Barça ya estaba acabado, pero el Barcelona no son solo talentos individuales, es ante todo un equipo. Han funcionado así desde hace años y han construido su éxito sobre eso”, indicó a “Le Parisien”.

El centrocampista del PSG admitió que el conjunto catalán es “el mejor del mundo”, y aunque reconoció que el entrenador, Carlo Ancelotti, tiene la última palabra a la hora de decidir la alineación de este martes, él se siente “bien y preparado para disputar cualquier partido”.

Beckham mostró además su confianza en que el PSG llegue lejos en la Liga de Campeones, asegurando que “tiene a los jugadores y la mentalidad”, y que como todo “gran club, aspira siempre a ir más lejos en la competición que sea”. 

Pronósticos, promesas y duelos picantes

“Más allá de que haya muy buenas selecciones, Argentina es la favorita para ganar el próximo Mundial. Tiene al mejor jugador del mundo comprometido al máximo y esa es una ventaja”.
Juan Román Riquelme, de Boca Juniors, sobre la selección albiceleste y Lionel Messi. 

“No puedo creer que (Rafael) Varane tenga 19 años. Es uno de los mejores defensas que he tenido enfrente”.
Didier Drogba, del Galatasaray, tras la caída 0-3 de su equipo ante el Real Madrid por la Liga de Campeones de la UEFA.

“En La Masía, el Barcelona crea futbolistas que luego son hombres en la vida. Les da una formación excepcional en todos los sentidos. Debe ser un lujo impagable ser futbolista de la cantera del Barcelona”.
David Ginola, ex jugador de Newcastle y PSG, entre otros.

“Llevaba tiempo sin jugar. Hoy juego y marco cuatro goles. Es maravilloso, genial. Estuve como nunca. Me salieron todas”.
Claudio Pizarro, tras su póker de goles y 2 asistencias en la victoria 9-2 del Bayern Múnich sobre Hamburgo en la Bundesliga.

“Yo voté a Messi para el Balón de Oro. Es el mejor jugador del mundo hoy por hoy, está batiendo todos los récords. Al Balón de Oro deberían ponerle el nombre de Messi, porque va a seguir ganando muchos. Su único rival es él mismo”. 
Zlatan Ibrahimovic, del PSG, elogioso con su ex compañero del FC Barcelona.

“Para nosotros es un aliciente y un reto demostrar que podemos competir sin Messi. Podemos pasar con o sin él”.
Dani Alves, sobre la eliminatoria Barça-PSG y la lesión del argentino.

“Alaba disparó desde lejos e hizo que Buffon pareciese un jubilado. Debería haber atajado eso”.
Franz Beckenbauer, Presidente de honor del Bayern Múnich, sobre el primer gol de los bávaros ante el Juventus en la Liga de Campeones de la UEFA.

“El Atlético es pasión, es adrenalina. Para los que nos gusta el fútbol, es normal enseguida acercarte a un equipo que es lo que la historia nos ha marcado: el equipo del pueblo”.
Diego Simeone, técnico y ex jugador del Atlético de Madrid.

“El Sevilla se autoimpone una exigencia inalcanzable: no se puede pretender siempre ganar el Tour siendo del pelotón”.
Míchel, ex entrenador del Sevilla, sobre el nivel de la plantilla del club andaluz.

“Di todo por el Madrid y España y espero que me recuerden así”.
Iker Casillas, portero del Real Madrid y La Roja, actualmente alejado de las canchas por una lesión.

“PSG lo logrará. Esto es París, aquí no dejamos a nadie que nos gane”.
Teddy Riner, campeón olímpico de Judo, antes del encuentro PSG-Barcelona.

“Vaya partido
 Vaya equipo
 Vaya actuación y…….
 Vaya gol!!!!!!” 
Demba Ba, goleador del Chelsea, en su cuenta de Twitter luego de anotar frente al Manchester United in la FA Cup.

“Volveré pronto. Afortunadamente no es nada serio”. 
Lionel Messi, en su cuenta de Facebook, tras su lesión ante el PSG.

Póker de Pizarro en exhibición del Bayern

El Bayern de Múnich, con el peruano Claudio Pizarro como gran estrella gracias a sus cuatro goles, destrozó al Hamburgo con un 9-2, en la 27ª jornada de la liga alemana de fútbol, con lo que queda a un pequeño paso de conseguir el título matemáticamente.

Podía incluso haberse proclamado campeón ya este sábado, pero la victoria previa del Borussia Dortmund en Stuttgart (2-1) impedía cualquier posibilidad, ya antes de su partido del día.

La ventaja del Bayern se mantiene por lo tanto en 20 puntos, cuando sólo quedan siete jornadas para el final (21 puntos en juego), con lo que todo hace pensar que conseguirá el objetivo el próximo fin de semana.

El partido ante el Hamburgo, noveno clasificado, fue un paseo triunfal para el equipo bávaro, que al descanso ganaba ya por 5-0.

Pizarro fue el gran protagonista de la tarde en el Allianz Arena, con cuatro tantos (31, 45, 53, 68). Completaron la goleada el holandés Arjen Robben (33, 54), el suizo Xerdan Shaqiri (5), Bastian Schweinsteiger (19) y el francés Franck Ribery (76).

Por el honor
El Hamburgo no marcó hasta que ya iba 8-0 abajo. Sus goles llegaron en la recta final, por medio del holandés Jeffrey Bruma (75) y Heiko Westermann (86).

La exhibición del Bayern supone un golpe de autoridad a apenas tres días del gran reto del equipo, ante la Juventus italiana en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones europea.

Antes de ese impresionante 9-2, el Borussia Dortmund, segundo, había sufrido mucho para imponerse por 2-1 en el campo del Stuttgart.

El equipo de Dortmund, eso sí, estuvo cerca de no lograr la victoria, ya que el segundo y definitivo lo consiguió, ya en el minuto 82, su estrella polaca Robert Lewandowski, que sigue líder en la tabla de máximos anotadores del campeonato, ahora con 20 dianas.

Antes, el Borussia se había adelantado en el minuto 29 con otro gol polaco, el de Lukasz Piszczek (29), pero los locales habían igualado provisionalmente en el 63, por medio del rumano Alexandru Maxim.

Tampoco falló el tercer clasificado, el Bayer Leverkusen, que está luchando por el subcampeonato y que goleó 4-1 en el campo del vecino Fortuna Dusseldorf (15º), por 4-1, con sendos dobletes de Stefan Kiessling (22 de penal, 88) y André Schürrle (62, 84).

Tabla de artilleros
En la tabla de goleadores, Kiessling, segundo, queda con 18, recortando a dos su diferencia con Lewandowski, mientras que el Bayer Leverkusen se mantiene a cuatro puntos del Borussia Dortmund.

El Stuttgart se había quedado con diez en el minuto 69, por la segunda amarilla al defensa Georg Niedermeier.

Por su parte, el Schalke 04 consolida su cuarta plaza con una goleada 3-0 sobre el Hoffenheim, con goles de Marco Höger (71), el brasileño Rafael (79) y el finlandés Teemu Pukki (83).

El Maguncia, quinto, queda distanciado a tres puntos del Schalke, tras sólo poder empatar 1-1 en casa con el Werder Bremen (13º).

En los otros partidos del día, el Friburgo (7º) y el Hanóver (10º) ganaron 2-0 respectivamente a Borussia Moenchengladbach (8º) y Augsburgo (16º). Max Kruse (69, 90+2) consiguió los dos del Friburgo y Konstantin Rausch un doblete para el Hanóver.

El domingo se jugarán otros dos partidos en la Bundesliga, entre Wolfsburgo (14º) y Nuremberg (11º) primero, y finalmente el duelo entre el colista Greuther Fürth y el Eintracht Fráncfort (6º).

PSG, con la cabeza en dos frentes

El París Saint-Germain, líder de la liga francesa, visita al Rennes con el objetivo de reforzar su privilegiada posición en la 31ª jornada y ganar confianza antes del difícil reto de eliminar al Barcelona en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Los parisinos empataron 2-2 con los catalanes este martes en la ida, gracias a un tanto de Blaise Matuidi ya en el 90+4, que mejora la situación para el equipo de Carlo Ancelotti, muy ilusionado con la competición europea.

Pero antes del gran desafío del Camp Nou tiene que bajar al día a día de la Ligue 1, donde tiene un partido incómodo ante un Rennes que va décimo y que tratará de dar la sorpresa para ganar puntos en su intento de disputar la próxima Europa League.

Ancelotti podría optar por dar descanso a alguna de sus estrellas tras el intenso partido del martes, donde el sueco Zlatan Ibrahimovic, el brasileño Lucas Moura y los argentinos Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore, además del inglés David Beckham, fueron titulares.

Dosificar esfuerzos
En la anterior jornada, en el triunfo 1-0 sobre el Montpellier, el entrenador italiano sí que optó por dosificar los esfuerzos de algunos de sus hombres más importantes.

El París Saint-Germain llega a la 31ª jornada con un margen de siete puntos sobre el segundo, el Marsella, que el viernes recibe al Burdeos (9º) con el objetivo de meter presión al equipo de la capital, poniéndose provisionalmente a cuatro unidades del líder en caso de triunfo en el Velodrome.

Para el domingo quedará el partido del tercero, el Lyon, que está un punto por detrás del Marsella y a ocho del líder.

Los lioneses visitarán el domingo al Reims (16º) y tratarán de romper la mala racha, después de encadenar derrotas ante el Bastia (4-1) y el Sochaux (2-1), dos equipos de la mitad baja.

El cuarto clasificado, el Saint-Etienne, que está tres puntos por detrás del Lyon, recibe por su parte al Evian, decimoquinto clasificado.

Saint-Etienne deja pasar el tren

El Saint-Etienne, cuarto de la tabla, sólo pudo empatar 2-2 en su visita al penúltimo, el Troyes, con lo que desaprovechó la ocasión de ponerse provisionalmente en tercer lugar, en la 30ª jornada de la liga francesa, que lidera con autoridad el París Saint-Germain.

El Saint-Etienne se coloca a un punto del Marsella (3º), pero el equipo del sur podría distanciarse el domingo, en su partido ante el Niza (5º).

Si la victoria es para el Niza, entonces el Saint-Etienne se vería adelantado en la clasificación y quedaría quinto.

Por dos ocasiones se adelantó el Saint-Etienne en la primera mitad, por medio de Pierre-Emerick Aubameyang (minuto 8) y el brasileño Brandao (31), pero el Troyes, en su lucha desesperada por la salvación, igualó gracias a Julien Faussurier (25) y Benjamin Nivet (38).

El gabonés Aubameyang continúa así con sus impresionantes números de esta campaña, donde suma ya 17 tantos en la actual liga francesa, sólo superado por el sueco Zlatan Ibrahimovic, que lleva 25. Para Brandao es el décimo.

El Saint-Etienne, pese a que no pudo ganar y quedó con una sensación más amarga que dulce, prolonga a quince su racha de partidos consecutivos sin perder y no ha caído todavía en este 2013. En los tres últimos duelos, eso sí, sólo ha podido empatar, por 2-2 contra Rennes, París Saint-Germain y Troyes.

Racha negativa
Pese a evitar la derrota ante un equipo de la zona alta, el Troyes, que ha empatado seis partidos de los últimos ocho disputados, continúa sin sumar victorias que le ayuden a salir del pozo.

En el resto de partidos del sábado destacó el empate 1-1 entre Burdeos (9º) y Lorient (8º), mientras que el Bastia (13º) continúa alejándose del peligro con un 4-3 en su visita al Valenciennes (12º).

El domingo se jugarán otros tres partidos, con especial atención a los partidos de Lyon (2º) y Marsella (3º) contra Sochaux (18º) y Niza (5º) respectivamente, en su intento de seguir el ritmo del líder, el París Saint-Germain, que ganó 1-0 el viernes al Montpellier (7º).

La ventaja provisional de los parisinos es de ocho puntos sobre el Lyon y ya de diez por encima del Marsella.

El único gol del partido del viernes en París llegó cuando todo parecía conducir irremediablemente al 0-0 final, por medio de Kevin Gameiro a falta de diez minutos, apenas ocho después de haber entrado al partido en lugar de Clément Chantome.

Fue el último partido del París Saint-Germain antes de su partido del martes ante el FC Barcelona, en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones.

Trezeguet estará un mes sin jugar por lesión

El delantero franco-argentino David Trezeguet, integrante de la selección de Francia campeona del mundo en 1998, sufrió una lesión en una rodilla y estará al menos un mes sin jugar en el argentino River Plate, informó el médico del club.

“La lesión de Trezeguet viene desde septiembre (de 2012). Jamás pudo estar al ciento por ciento. Me alarmó mucho la inflamación que tuvo luego del tratamiento. Vamos a pararlo por 30 o 40 días; si no mejora, vamos a tener que operarlo”, dijo en rueda de prensa el médico de River, Rafael Giulietti.

Detalló que el delantero “tiene una reagudización de su tendinitis rotuliana (en la rodilla izquierda). Trezeguet aceptó la planificación y la intervención”.

“Hablamos con un médico de Juventus (de Italia), y coincidimos con él en este plan. A David lo veo positivo, con mucha predisposición”, indicó.

En caso de ser operado, Trezequet, de 35 años, “estaría parado entre tres y cinco meses, pero eso no determinaría su retiro”, dijo el profesional.

Aporte al equipo
El atacante franco-argentino llegó a River en enero de 2012, con la ilusión de cerrar su carrera en el club de sus afectos, y no dudó en esforzar su físico para demostrar su jerarquía en el histórico paso de River por la segunda división, en un semestre en el que Trezeguet anotó 13 goles.

Pero de vuelta en primera, al delantero le costó rendir, marcó muy pocos tantos, e incluso, en enero el director técnico Ramón Díaz lo consideró “el quinto delantero” del equipo.

Pero el buen rendimiento del delantero en la pretemporada obligó al entrenador a cambiar de planes y a incluirlo como titular.

Trezeguet fue titular en seis de las siete fechas del Torneo Final de primera división, pero esta ausencia le hará perderse al menos cuatro partidos, y en el mejor de los casos, volvería al equipo ‘millonario’ para el ‘superclásico’ frente a Boca Juniors, previsto para el 5 de mayo.

“Ojalá Trezeguet pueda recuperarse sin ninguna operación y dentro de 30 días pueda volver a estar con nosotros. Es un gran profesional y esperemos que esté mejor lo más pronto posible”, dijo el viernes el DT.

Marsella escala al segundo puesto

 

El Lyon perdió 2-1 en casa con el modesto Sochaux, por un tanto en contra en el minuto 88, y cedió el segundo puesto de la liga francesa al Marsella, que había ganado horas antes 1-0 en Niza, mientras que el líder París Saint-Germain sale reforzado de la 30ª jornada.

El equipo de la capital había vencido 1-0 el viernes al Montpellier y ve cómo su ventaja sobre el segundo ha pasado de los cinco puntos que tenía antes del fin de semana sobre el Lyon a los siete que tiene ahora con respecto al que pasó a ocupar esa posición, el Marsella.

El Lyon, tercero, queda un punto por detrás del Marsella, en lo que parece presentarse como un pulso emocionante por el subcampeonato.

Los parisinos pueden sobre todo celebrar haber dado un gran paso en su búsqueda del título nacional, cuando quedan ya sólo ocho jornadas para el final de la Ligue 1 (24 puntos en juego).

El partido ante el Sochaux fue de nuevo una pesadilla para un Lyon que venía herido tras el humillante revés por 4-1 en Bastia en la anterior jornada.

El primer tanto del partido en el estadio de Gerland lo consiguió el franco-marfileño Giovanni Sio (minuto 50) y empató en el 68, de penal, Bafetimbi Gomis.

Cuando parecía que el duelo iba a terminar con 1-1, el croata Dejan Lovren perdió un balón ante Gio, que se fue por velocidad y terminó cediendo para el francés de origen congoleño Cedric Bakambu (88), que consiguió el 2-1 definitivo para el Sochaux (17º), que sale de puestos de descenso.

Profunda decepción
“Haber dejado pasar estos puntos es una decepción. No voy a enfadarme todas las semanas, ahora vamos a tener que analizar qué ha pasado”, explicó el entrenador Remi Garde, que consideró “severa o incluso injusta” la derrota.

Unas horas antes, el Marsella había ganado 1-0 en el campo del Niza (6º), con un solitario gol de su delantero André-Pierre Gignac (minuto 15), que remató de cabeza un saque de esquina lanzado por Mathieu Valbuena. Fue el décimo tanto de la temporada para Gignac.

“Era importante ganar fuera, imponerse a un rival directo, aquí en Niza. No era fácil, pero sí necesario. Los jugadores se esforzaron al máximo”, destacó el entrenador del Olympique, Elie Baup.

En otro partido de este domingo, el Lille se puso quinto gracias a su victoria 2-1 en el campo del Brest (18º), que se complica todavía más la permanencia en la élite y queda antepenúltimo.

Florian Raspentino adelantó a los bretones en el minuto 10, pero el Lille remontó gracias a los goles del marfileño Salomon Kalou (18) y Nolas Roux (78).

El viernes se disputó el partido del líder, el París Saint-Germain, que consiguió un trabajado triunfo por 1-0 ante un defensivo Montpellier.

El único gol del partido llegó cuando todo parecía conducir irremediablemente al 0-0 final, por medio de Kevin Gameiro (80) a falta de diez minutos, apenas ocho después de haber entrado al partido en lugar de Clément Chantome.

Fue el último partido del París Saint-Germain antes de su choque del martes ante el FC Barcelona, en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones.

“Estoy muy satisfecho. Nunca es fácil preparar un partido antes de jugar en la Liga de Campeones. Tuvimos hoy una buena actitud mental y conseguir tres puntos muy importantes para la clasificación y para preparar el partido del martes con buen ambiente”, celebró entonces el entrenador Carlo Ancelotti.

Marsella se acerca al PSG

El Marsella se acercó provisionalmente a cuatro puntos del líder París Saint-Germain, tras ganar 1-0 al Burdeos, en el partido que abrió la 31ª jornada, pero el equipo de la capital puede volver a ponerse a siete si vence el sábado en Rennes.

Los marselleses sabían que el encuentro era muy importante para presionar al gran favorito al título y no fallaron, rentabilizando al máximo el gol de André-Pierre Gignac en el minuto 41.

Los hombres de Elie Baup continúan su buena racha y una semana después de desbancar al Lyon de la segunda plaza consiguen además reforzar esa posición. Cuentan con cuatro puntos más que los lioneses, que se desplazan el domingo al terreno del Reims (16º).

Solidez defensiva
En la victoria de este viernes, el Marsella volvió a apoyarse en la solidez de su defensa, ya que por décima vez esta temporada ganó un partido por 1-0.

“En los últimos cinco partidos hemos recibidos un gol y en los últimos cuatro, ninguno. Con 1-0 por delante sabemos que el rival va a venirse arriba, pero sabemos aguantar la ventaja entre todos, del portero a los delanteros”, celebró Baup.

Gignac consiguió su undécimo tanto de la temporada, acertando en el mano a mano ante Cédric Carrasso, tras recibir un buen balón de Benoît Cheyrou.

 

La 31ª jornada francesa continúa el sábado con otros seis partidos, entre ellos la visita del París Saint-Germain a Rennes, con el objetivo de ganar para llegar con el máximo de confianza al partido del miércoles en Barcelona, en la vuelta de cuartos de la Liga de Campeones, tras el empate 2-2 en el Parque de los Príncipes el martes en la ida.

Thiago Silva: “Conocemos el punto débil del Barça”

En una semana decisiva para un París Saint-Germain que abriga grandes ambiciones esta temporada, Thiago Silva será uno de los puntales del equipo en el duelo de cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA ante el Barcelona. El central tiene la misión de frenar al poderoso ataque rival, algo que ya hizo con eficacia en choques anteriores, jugando para el Milan. Por eso mismo, trata de calentar el partido: “Conocemos su punto débil”.

Durante esta extensa entrevista concedida a fifa, Thiago Silva habla de ese encuentro, del proyecto del PSG y de los desafíos de la selección brasileña de la que es capitán en este ciclo de la Copa FIFA Confederaciones y la Copa Mundial de la FIFA™.

Después del sorteo de cuartos de final, algunos jugadores del PSG se decantaron por el Barcelona como favorito. ¿Usted está de acuerdo?
El Barcelona es siempre favorito, contra cualquier equipo al que se enfrente. Su trayectoria reciente y el nivel altísimo que ha alcanzado hacen que lo merezca. Pero yo siempre digo que eso es fuera de la cancha. Dentro, tenemos posibilidades de cambiar este orden. Serán dos partidos duros, entre equipos grandes, y ellos sueñan con el título, como nosotros, así que vamos a intentar dificultarles las cosas. Tal vez tengamos algo menos de experiencia, pero nuestro plantel es de calidad, con jugadores que están acostumbrados a disputar finales.

El Barcelona pasó hace poco por momentos de dudas, y tuvo que superar algunas críticas. ¿Cómo ve al Barça de hoy en relación al del año pasado, contra el que usted jugó con el Milan?
El Barcelona actual es un poco distinto al de [Pep] Guardiola, aunque los jugadores sean los mismos. Ni siquiera es algo dentro del campo, sino quizás en el mando, debido a ese cambio. Pero no creo que eso marque tantas diferencias, porque Tito [Vilanova] y el cuerpo técnico conocían bien a Guardiola y siguen haciendo un buen trabajo. La gente habla, analiza los resultados, pero creo que ese cambio no ha sido tan brusco como se piensa. Hay que enfrentarse a ellos para conocer las dificultades. Conocemos su punto débil y vamos a intentar explotarlo. Pero no puedo contar aquí cómo lo haremos (risas).

Pero lo cierto es que la defensa fue una de las virtudes del Milan en aquellos partidos. Es algo que usted le puede explicar a Carlo Ancelotti, ¿no?
Pienso que puedo ser útil, sí, tratando de orientar y alertar a mis compañeros con lo que hemos visto. Pero eso es bastante relativo, porque ellos son versátiles y pueden hacer algo completamente distinto a lo que uno había imaginado, y ahí te dejan a cuadros. Tienen el mejor equipo del mundo, al mejor jugador y varios otros que ayudan con pases y movimientos. Tenemos que trabajar fuerte, analizar vídeos, para saber cómo neutralizar sus principales jugadas. De todos modos, vamos a centrarnos en este primer partido, para conseguir un gran resultado en casa y después buscar la clasificación en el Camp Nou.

Independientemente de este partido, puede decirse que el año del PSG está siendo provechoso. El propio Leonardo ya ha dicho que el proyecto avanza con rapidez. ¿Esperaba esto tan pronto?
Sinceramente, no lo esperaba. Pero tampoco me sorprende. El proyecto se está haciendo bien, es ambicioso, y nos ha dado un equipo fuerte. El comienzo de cualquier proyecto de este alcance está rodeado de dudas, y es difícil hacer un equipo ganador ya en el primer año. Pero estamos consiguiendo mantener el liderato en la liga francesa y centrarnos también en la Liga de Campeones y la Copa de Francia. Aunque no se pueda afirmar con seguridad, creo que podemos tener una temporada estupenda. Y espero que no tardemos tanto en conquistar la Liga de Campeones como el Chelsea, por ejemplo.

El PSG pasó un largo periodo sin realizar grandes campañas, y París perdió así terreno respecto a ciudades como Londres, Madrid o Milán. ¿Hoy puede decirse que está de nuevo en el centro del fútbol mundial?
Creo que sí. París es una ciudad linda, importante, con una excelente calidad de vida, y que merecía haber tenido antes un París Saint-Germain fuerte como el de ahora. Es un club que está creciendo mucho, ganando visibilidad, con un plantel formado por jugadores internacionales. Hoy, el PSG es muy parecido a la ciudad de París. Pero, repito, necesitamos ganar títulos, que es el objetivo de este proyecto. Tan solo hay que mantener los pies en el suelo y tener paciencia, porque estamos en una fase ascendente.

Coincidencia o no, el PSG actual vuelve a contar con varios brasileños, y el último en llegar ha sido Lucas. ¿Cómo analiza usted estos primeros meses de él en Europa?
Yo ya conocía a Lucas de la selección, y hablamos antes de que él firmase el contrato. Le hablé de la ambición del club, la estructura, y creo que eso fue importante para que llegase relajado. Todavía no está totalmente adaptado, claro, porque llegó en el invierno europeo, y por ser la primera vez que juega en el extranjero. Es difícil para un joven de 20 años llegar a un club grande y mostrar personalidad, pero lo está consiguiendo. Creo que será uno de los principales jugadores del equipo ya este año, porque nunca había visto a un jugador de esta edad responder tan bien ante una experiencia así. Y también pienso que todavía tiene mucho que mejorar.

Otra gran estrella de este equipo es Zlatan Ibrahimovic, que parece cargar con un peso enorme sobre sus espaldas: se diría que Francia entera comenta lo que hace, y hasta han creado un verbo específico para él. ¿Era así también en los tiempos del Milan?
Era un poco diferente. Lo veo sometido a una presión muy grande, debido al proyecto que se ha hecho. En el Milan, el equipo ya estaba listo. Y, como la liga italiana es muy equilibrada, tampoco era algo disparatado perder ante un equipo considerado menor. Aquí, no: cuando perdemos un partido que no deberíamos, los periódicos se burlan, hablan de nuestros salarios, de la inversión, dicen que no tenemos ambición… Ibra es el máximo goleador de la liga con todo merecimiento: trabaja mucho y se entrega al máximo. Ese aspecto de los comentarios forma parte de la rutina de un equipo como el nuestro, pero debemos estar preparados. Hoy, al menos, por las campañas que estamos haciendo, tenemos más moral. En la liga francesa, por ejemplo, los demás equipos nos respetan más.

Hablemos de la selección brasileña: en su opinión, ¿cuál será el mayor reto del nuevo cuerpo técnico en los meses previos a la Copa FIFA Confederaciones y la Copa Mundial de la FIFA?
El mayor reto es formar un equipo con imagen de vencedor. Ya teníamos más o menos una identidad con Mano, que hizo un trabajo muy bueno, pero por desgracia se produjo este cambio. Todos saben que nuestro gran objetivo es el Mundial, y la hora está llegando. Pero lo más cercano es la Copa Confederaciones, así que tenemos que esforzarnos, tener personalidad y no eludir la responsabilidad. El hecho de tener un cuerpo técnico ganador nos da más confianza aún. Los jugadores son experimentados y sienten eso, así que lo tenemos todo para crear esa identidad a un año y medio del Mundial. Creo que podremos mostrarlo ya en la Copa Confederaciones, y el respaldo de los hinchas nos hará todavía más fuertes.

Y en cuanto a usted, concretamente, ¿se ha parado a pensar en la responsabilidad que entraña ser el capitán de la selección brasileña en un ciclo de Copa Confederaciones y Mundial? ¿No siente presión?
Yo pienso constantemente en eso. Además, lo pienso desde la primera convocatoria de Mano, en aquel amistoso contra Estados Unidos. El tiempo pasa rápido y la presión no hace más que aumentar. Es normal ponerse nervioso, tener esos escalofríos, pero cuando llega la hora del partido uno se relaja. El miedo a perder siempre existe, pero este miedo no nos puede quitar la voluntad de ganar. En mi caso particular, por ser el capitán, la presión es mayor, pero por suerte lo llevo bien. El brazalete me hace recordar todo lo que pasé antes de llegar hasta aquí, y, por eso, puede estar seguro de que voy a honrarlo de la mejor manera posible, para que todos puedan verme como un ejemplo.

El PSG cumple y se impone

El París Saint-Germain cumplió y venció (2-0) en el campo del Rennes (10º) en la 31ª jornada del campeonato francés, por lo que mantiene siete puntos de ventaja sobre el Marsella (2º), que venció (1-0) al Burdeos (9º).

En una jornada en medio de la eliminatoria de cuartos de final de la ‘Champions’ que el PSG disputa con el Barcelona, después de empatar en Francia (2-2) y cuyo partido de vuelta se disputa el miércoles en España, el equipo parisino ganó con tantos de Jeremy Ménez (56) y el sueco Zlatan Ibrahimovic (90+3).

El técnico parisino Carlo Ancelotti reservó a varios jugadores para el trascendental choque en el Camp Nou y dio descanso al brasileño Thiago Silva, mientras que su compatriota Lucas Moura y Christophe Jallet se quedaron en el banquillo y los argentinos Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore entraron en la segunda parte.

Durante la primera parte, el Rennes, en una racha negativa en la que sólo ha logrado dos puntos en los últimos seis partidos (última victoria el 2 de febrero ante el Toulouse por 2-0), mostró que puede competir al máximo nivel y tomó confianza para la final de la Copa de la Liga que disputará el próximo 20 de abril ante el Saint-Etienne.

Oportunidades desaprovechadas
El equipo local pudo marcar mediante Abdoulaye Diallo (14), el marfileño Cheick Fantamady Diarra (15) y el burkinés Jonathan Pitroipa (45+1), pero dejó ‘vivo’ al líder de la competición y finalmente lo pagó caro.

En su camino hacia su tercer campeonato francés (antes en 1986 y 1994), con siete puntos de ventaja sobre el Marsella cuando restan siete jornadas por disputarse, el PSG logró los tantos en la segunda parte.

El primero llegó gracias a un eslalon del internacional francés Ménez, titular en esta ocasión y pleno de confianza, que, después de sortear a cuatro defensas, marcó con frialdad ante Benoit Costil. La jugada la había iniciado Clement Chantome después de robar el balón a Sadio Diallo.

Ya en el tiempo de descuento, los capitalinos marcaron el segundo en una jugada que inició Pastore y continuó el británico David Beckham con un centro templado que aprovechó Zlatan Ibrahimovic para marcar su 26º gol del campeonato.

En el resto de partidos, el resultado más destacado fue la victoria (4-3) en el último suspiro del Niza (4º) en el estadio del Toulouse (11º) con un doblete de Eric Bautheac (1 y 40) y un tanto del argentino Dario Cvitanich (68).

Montpellier (7º), por su parte, venció (3-1) en su estadio al Valenciennes (13º), mientras que el Bastia (12º) derrotó con contundencia (4-0) al Brest (19º).

El viernes el Marsella ganó en su estadio al Burdeos, mientras que el Lyon, tercer clasificado a once puntos del PSG, juega el domingo en el campo del Reims (17º).